martes, 4 de octubre de 2016

BENAHADUX




Benahadux es uno de los 103 municipios que conforman la actual provincia de Almería. Está situado en la margen derecha del río Andaráx, a unos diez kilómetros de su desembocadura en el Mediterráneo y a unos 113 metros de altitud media sobre este mar. Existen en su término numerosas pedanias, tales como El Chuche, Cuevas Viejas, Los Castillejos, Cañillo de Araoz, Marchal de Araoz, San Miguel y el Mayorazgo. Este término municipal tiene una extensión de unos 15 kilómetros cuadrados, lindando con Gádor, Rioja, Pechina, Huércal y Almería. El río Andarax lo bordea de norte a sur, haciendo de frontera natural con los pueblos de Rioja y Pechina. A pesar del humilde tamaño de su jurisdicción, sus tierras y sus gentes desde la prehistoria hasta nuestros días, han influido de un modo decisivo en la historia y formación de esta provincia. Esta historia va ligada a la de los demás pueblos de la vega del bajo Andaráx, e incluso a la de otros pueblos situados a cientos de kilómetros de él.En su largo recorrido por el tiempo, este pueblo ha cambiado varias veces su nombre, su religión, el tamaño de su jurisdicción e incluso la ubicación de su centro urbano. Unas veces ha ejercido como “capital” administrativa, política, religiosa etc, teniendo bajo su protección otros núcleos poblacionales y otras ha llegado a casi desaparecer y quedar solo como una pequeña cortijada dependiente de un núcleo principal distinto.Tras el paso de algunos pueblos nómadas por estas tierras, como lo atestiguan la veintena de enterramientos en “cista” de época neolítica hallados en el municipio, aparecen los iberos, que construyen su “oppida” en el Chuche, en la finca de las Palmeras y sus alrededores y lo denominan Urke, capital de la “ceca” de Urkesken. En el siglo segundo antes de Cristo, los romanos, en su conquista de Hispania, llegan hasta estas tierras y tras someter a los iberos construyen su ciudad en la meseta del cerro del Paredón, en el lado norte de la ibérica, cambiando su nombre por el de Urci, capital de la “ceca” de su mismo nombre y que partir de mediados del siglo primero, con la llegada del cristianismo, sería tambien sede episcopal. Este nombre lo conservaría en el siglo VIII cuando los visigodos de don Rodrigo, que gobernaban esta zona, son vencidos por las tropas africanas de Tariq y Muza, comenzando la invasión de la Península y arruinando la ciudad de Urci que desaparece, aunque nó su nombre que desde entonces irá ligado al de Pechina, al ser esta la ciudad que los árabes designan como capital del valle del Andaráx. Al poco de la invasión, un grupo de yemeníes se afincan en estas tierras, y una familia, los Banu Abdus, siembran con su “alquería”, situada junto al río en el antiguo camino de Pechina y dependiente de ella, la semilla del pueblo que con el tiempo sería Benahadux, que pasará de “alquería” a “lugar” y finalmente “municipio” y que a causa de las avenidas y desbordamientos del Andaráx cambiará de ubicación a cotas más altas, en las que se encuentra hoy. Esto es en síntesis la historia de estas tierras y las gentes que pasaron por ellas, los que han dado forma a nuestro pueblo y tambien a nuestra cultura, a nuestra forma de ser.
Es nuestra HISTORIA.

Foto aerea de Benahadux, cortesía de Rafael Ordoño.

lunes, 8 de agosto de 2016

EL CAÑILLO DE LOS CAZADORES

 
Con este nombre identificamos un pequeño "nacimiento" de agua que se halla localizado en el tramo alto de  la rambla de la Partala y que aflora por medio de un grifo moderno empotrado en una pequeña pared de cemento.

El agua se toma de una galería tipo quanat que baja por el lado derecho de la rambla y que un poco más arriba  ha quedado a la luz por culpa de unos 
desprendimientos del terreno y de la erosión del mismo.





 La galería tiene unas medidas de unos 1,70m de altura por uno de anchura. La longitud desde el derrumbe hasta la cabecera puede ser de unos 300m. y unos 200 hasta el primitivo lugar de afloramiento.

Tiene algunos tramos reforzados con muros y cimientos de piedra posiblemente por quedar al aire por desprendimientos del terreno. Así mismo, hay unos tramos de techo que están reforzados con dovelas de piedra apoyadas en estos muros.

 Una lumbrera situada a unos 150m del derrumbe hacia la cabecera y de unos 0,60m de diámetro debió de servir para la limpieza de la galería.

En su momento, aprovechando el derrumbe y el afloramiento de la galería a la superficie, algunos vecinos del pueblo  practicaron  una "toma" y con tubería de pvc enterrada en la rambla, condujeron  el agua hasta un lugar más accesible donde colocaron el citado grifo.

Parece ser que esta fuente se construyó, o al menos se utilizó, para abastecer de agua los cortijos de la Partala y para riego, en la medida de sus posibilidades, ya que un ramal conduce a un depósito junto al cortijo y otro la lleva a una balsa, la balsa Esteban, como es conocida y que en algún momento fue abastecida también con la targea del Chuche, como lo atestigua el tramo y enlace con la balsa que aún quedan en pie.

En cierto momento, el ayuntamiento de Benahadux decidió, ante la peligrosidad de la proliferación de pozos en la sierra, taparlos, cegarlos o rellenarlos para evitar accidentes. Esta lumbrera fue rellenada con tierra hasta la boca, sin pensar los que lo hicieron que estaban cegando la galería que naturalmente se secó.

Al conocer lo ocurrido, un grupo de vecinos decidimos intentar enmendar el entuerto y para ello utilizamos un tubo de acero de unos 6-8 cms de diámetro y 6 m de largo con el que atravesamos el "tapón" de tierra a ras del suelo a golpe de marro y que consiguió su cometido y el agua volvió a inundar esta parte de la galería y a abastecer de nuevo el grifo.


Hubo un tiempo que era tal su fama, que venían gente, no solo del pueblo, sino de los pueblos vecinos, incluso de la capital con furgonetas llenas de garrafas, hasta tal punto que había que guardar cola y lo peor, la fuente fue mermando por tanto consumo y llegó casi a secarse, por lo que hubo que tomar la medida de cerrar la galería con llave y restringir el acceso al agua.
Hoy vuelve a estar el acceso libre y después de una caminata por la sierra en cualquier momento o a cualquier hora puedes quitarte la sed si te acercas a ese "cañillo de los cazadores".
   

Actualmente quedan pocos restos de la conducción original desde la galería a la balsa y cortijos y lo poco que queda está escondido bajo las placas de los Huertos Solares que construyeron en estos terrenos de la Partala. La galería está casi completa, aunque en mal estado y los pocos restos de targea se van desmoronando y desapareciendo inexorablemente.

 La pena es que con ellos desaparece también un trozo de nuestra historia, esa historia de nuestra tierra que siempre ha ido tan ligada al agua. 


Un poco más abajo de este cañillo, justo al pasar el puente del Camino del Plomo y a su izquierda, aflora otra galería que parece melliza de ésta y que llegaba a abastecer Balsa Seca y la Balsa de los Pinos, en otra ocasión hablaremos de ella.








jueves, 4 de agosto de 2016

EL CAÑILLO DE ARAOZ


EL CAÑILLO DE ARAOZ                                                                                                                                                                   
“Este cañillo estaba situado en las afueras de Benahadux en dirección a Gádor, en el barrio que actualmente lleva su nombre y donde aún quedan visibles los restos de la fuente. Funcionó hasta los años sesenta, cuando aún quedaban muchas casas sin agua potable y era normal abastecerse de las fuentes y los pozos cercanos, sobre todo de buen agua para beber.
El agua del Cañillo era tan apreciada que a él acudían vecinos de toda la comarca formando largas colas con sus cántaros, en espera del preciado turno. Venían de Gádor, Rioja, Pechina, Huercal… incluso de Almería. La mayoría venia en burros aparejados con sus aguaderas y sus correspondientes cuatro cántaros. Ante tanta demanda se hacía necesario poner orden en los turnos y garantizar el abastecimiento de los habitantes de Benahadux. Para ello el Ayuntamiento de la localidad nombró un encargado del Cañillo y autorizó un canon de una perra chica (cinco céntimos de peseta) por cada cántaro que llenaran los habitantes de los pueblos vecinos. Esta labor la desarrolló durante muchos años Rafael, el de la Partala, todos los días del año, desde la salida del sol hasta el atardecer.
Eran tiempos difíciles y hasta las perra chicas escaseaban. Por eso, al caer el sol, cuando Rafael acababa su larga jornada, la cola del cañillo aumentaba y hasta bien entrada la noche seguía el bullicio en la fuente. Incluso a media noche era corriente ver algún aguador haciendo acopio, o algún aprendiz de panadero cargando agua para la panadería de Benahadux. Y es que el agua del Cañillo tenía fama de hacer buen pan. Hubo un tiempo en que se le puso un candado al cañillo para evitar que se llevaran el agua sin control, y permitir así que el pequeño algibe de la fuente recuperase niveles, pero fue inútil, El candado aparecía roto”.    
(CULTURA Y PAISAJES DEL AGUA. JUAN ANTONIO MUÑOZ MUÑOZ)

Se abastecía este cañillo con una pequeña fuente  que tenía  su galería en el barranco del molino de Araoz, hoy destruida con los desmontes de las canteras y que afloraba a la altura de la fábrica de cemento. 
A su salida a la luz se convierte en una targea que discurre rambla abajo y a la altura de las naves de la antigua Ronixa gira hacia el sur. 
Corre paralela al muro del perímetro de estas naves (donde la han usado, rellenándola de cemento, para sujetar la valla metálica) y justo donde esta acaba gira hacia la derecha en dirección oeste y serpenteando y cambiando de rumbo varias veces, llega a la parte alta del cerro del cementerio, al paraje de las “Paraticas Bajas”. 
En esta zona aparecen pequeños tramos de otras conducciones, pero al poco desaparecen y no se pueden documentar de modo eficaz. Algunas parecen encaminarse hacia las antiguas caleras y los cortijos de los alrededores, incluso a la Venta de Araoz o San Miguel.


Bordeando la parte derecha de la rambla llega hasta una columna de alta tensión y aquí se bifurca, continuando la original hacia el sur, en dirección a la calera en la rambla de la Partala y un ramal de nueva construcción parte de este punto y en línea recta hacia el este, hacia el cementerio del pueblo. 
Este nuevo tramo está construido con cemento y ladrillo y cubierto en su mayor parte 
 Poco antes de llegar a la altura del  cementerio la targea cambia el cemento por la arcilla, pues un tramo de unos cien metros está construido (o reconstruido) con atanores de barro de unos 90 centímetros de largo, algunos de los cuales aún se conservan en el lugar. 

A la altura del cementerio estos atanores desembocan en una pequeña balsa de decantación situada a la entrada del puente que ayuda a  librar el barranco y se encamina, rozando los tejados de las viviendas del barrio, hacia su destino final: el cañillo de Araoz.     



Aunque nada tiene que ver con el original cañillo, éste de nueva construcción y a pesar de que sus aguas no sean ya de Araoz, nos recuerda el porqué del nombre de este barrio y la importancia que tuvo en su época en la que el agua corriente en las viviendas no existía y el abastecimiento se hacía con cántaros y otras vasijas desde esta fuente y otras repartidas por el municipio como la del lavadero del pueblo. 




Por cierto, abastecida ésta por la misma fuente y compartiendo parte del recorrido de  la targea hasta la bifurcación mencionada donde coge otro camino hasta el lavadero.  






.  
EL CAÑILLO DE ARAOZ Y EL LAVADERO DEL PUEBLO COMPARTEN LA MISMA FUENTE
                                                       



miércoles, 14 de agosto de 2013

LAS DOS TORRES

LAS DOS TORRES

En la carretera que une Benahadux con Almería, a mitad de camino entre el pueblo y la barriada del Chuche, se encuentra esta finca y su singular cortijo, recuerdo de un pasado en que la burguesía aprovechaba y transformaba estos edificios rurales en autenticas villas de recreo.
Fue levantado en  1868 por Bernardo Campos Rambaud, hacendado e importante industrial almeriense, que llegó a ser alcalde de Almería en 1841 y diputado en el periodo 1865-66. Fue construido como regalo de boda a su esposa Ana Medina Ximénez.
La construcción está realizada en sillares de piedra y enlucido de yeso, seguramente proyectada por Enrique López Rull o Trinidad Cuartara Cassinello, los dos arquitectos del momento.
El cortijo presenta una estructura donde la planta baja muestra a la izquierda los almacenes para, en un principio la uva, y más tarde, en 1.960, adaptados para  la naranja y con una gran puerta claveteada y a la derecha la vivienda del cortijero.
En la planta alta se coloca la vivienda del propietario, con una organización burguesa representativa, donde se
instalan en  la crujía exterior las habitaciones nobles (dormitorios y salón) y en la trasera las de servicio.
Destaca la organización de un jardín y un paseo de palmeras al eje de la entrada de la vivienda, delimitado con un poyete continuo, flanqueado en su extensión por granados y que llega hasta una fuente cuadrada adosada al muro que rodea la finca. Además de los naranjos como actividad comercial, la finca disponía de arbolado para autoconsumo y huertos. Para estos cultivos se disponía de dos balsas, una cegada y otra utilizada también para piscina durante el verano, todo un lujo para la época, que incluso disponía de un cuartillo para desvestirse.
El abastecimiento se obtenía con una fuente propia y la propiedad de horas del canal de San Indalecio.
El bloque principal responde al modelo de vivienda burguesa con fuerte impronta neoclásica, tal como muestra la regularidad y simetría de la planta y la composición equilibrada de la fachada. De dos alturas, crea un sorprendente volumen realzado por las dos torres circulares gemelas en las esquinas, dedicadas a palomar y añadidas en 1.879.
Las esquinas están reforzadas con sillares  de cantería. La cornisa y demás remates de la planta baja son de piedra labrada.
Los huecos están cerrados con rejería artística.  En la cubierta, cerrando el patio central, destaca el volumen del lucernario, habitual en las construcciones de esa época.
El 22 de Julio de 1936 un incendio arrasó la hacienda, pero la estructura robusta del edificio aguantó, así como a la posterior expropiación para su uso como almacén republicano.                                             Finalizada la guerra fue necesaria la restauración del edificio, de lo que se encargó el arquitecto almeriense Guillermo Langle Rubio, que mantuvo la torre izquierda ennegrecida en recuerdo del incendio que a punto estuvo de destruirla totalmente.
Esta nueva etapa va ligada a Dolores Godoy Campos, para quien el cortijo constituye una segunda residencia.                                                                                                                            La familia Godoy vive aquí en un ambiente de lujo y distinción típico de la burguesía con intereses agrarios, que le permiten disponer de un cortijero cuidando y cultivando la propiedad, y un abundante servicio doméstico. Para ello la vivienda dispone de generosos 700 m2.



LA CAPILLA-PANTEÓN.
Frente a la puerta principal y al otro lado de la vía se dispone una capilla con portada ojival excavada en la roca y el panteón familiar.
En 1890, ya viuda, Ana Medina funda la capilla panteón para sus descendientes. Allí traslada los restos de su suegro, Campos Arredondo, y de su esposo, cuyo segundo apellido, Rambaud, aparece con cierta frecuencia en la historia almeriense del siglo XIX. De sus dos hijos, Rafael murió joven, y se dice que en Córdoba estuvo secuestrado por una partida de bandoleros.
José Campos Medina tiene de su matrimonio con Clotilde Sanchez Barranco, cuatro hijos, Ana, Clotilde, Bernardo y Dolores, que hereda la finca.
Bernardo Campos Sanchez casado con PresentaciónPeral Obispo, mueren a causa de la gripe del 18, y pasado los 10 años prescritos por razones sanitarias, pasan al túmulo familiar. A través de Dolores, la familia entronca con los Godoy ,                     ( Nicolás), de donde se siguen los hermanos Diaz Godoy, propietarios de la finca, mientras que la casa antigua pasaba a Carlos Godoy Campos y la parte del Panteón, llamada Finca el Boliche, a Nicolás Godoy Campos.
Se accede a la ermita a través de una pequeña avenida de palmeras y ágaves, que desemboca en una placeta de cipreses.
En la fachada, sobre la puerta ojival que lleva en forja las iniciales del  primer propietario (BCR), una hornacina alberga una virgen con niño, decapitados, y con un escudo indescifrable en el pedestal.
La parte interior es una bóveda de cañón con nichos laterales y dos pequeñas estancias a modo de capillas.
En el suelo una lápida con la inscripción:
“Bernardo Campos Arredondo, Bernardo Campos Rambaud, Ana Medina Ximenez, Rafael Campos Medina, Clotilde Sanchez Barranco, Bernardo Campos Sánchez, Presentación Peral Obispo, Bernardo Campos Peral, María del Milagro Campos Peral, Dolores Campos Aguilar, Rafael Torres Salcedo, Manuel Torres Campos, Antonio Torres, Ana Rapallo Campos, Amalia Godoy Campos, Emilio Godoy Campos, José Godoy Campos.
D.E.P. Las familias de Campos Peral, de Rapallo Campos, de Torres Balbás y de Godoy Massa dedican este recuerdo al eterno descanso de sus almas. 30 de noviembre de 1.952”.
Durante la guerra civil, el panteón fue profanado y saqueado, removiendo los cuerpos de sus ataúdes y esparciendo los huesos por el suelo de la ermita. Los familiares tuvieron la paciente tarea de reconstruirlos y excavar una fosa de unos dos metros de profundidad, donde fueron depositados y cubiertos con esta lápida.
Hay otras lápidas individuales con las siguientes inscripciones:
“Dolores Campos y Aguilar, Viuda de Torres, 27 de julio de 1884 R.I.P”.
“El Exmo Sr. Don Bernardo de Campos Rambaud falleció el 5 de noviembre de 1886 R.I.P”.
“Don Francisco Díaz Alvarez falleció el 18 de mayo de 1915 a los 67 años de edad R.I.P. Recuerdo de su esposa e hijos”.
“ El Ilustrísimo Señor don Juan Carreño Sánchez, teniente coronel retirado de la guardia civil, caballero de la Real Orden de san Hermenegildo, benemérito de la Patria del Mérito Militar, falleció el 1 de enero de 1925 a los 68 años de edad. R.I.P. Triste recuerdo de su esposa e hijos”.
“María Ángeles Carreño Vargas, falleció el 6 de abril de 1969. D.E.P. Tus hijos y nietos no te olvidan”.
Hay varias actas enmarcadas de concesión de indulgencias para quienes apliquen misas, comuniones, rosarios y demás por los que allí descansan.
Una, fechada el 31 de diciembre de 1895, es una cuartilla manuscrita del Obispo don Santos Zárate concediendo 40 días de indulgencia.
Otra de 100 días concedida por el cardenal Antolín, arzobispo de Toledo.
Otras cuatro, por 40 días cada una, por Jaime Cardona y Tur, obispo de Sión, pro-capellán mayor de Su Magestad y pro-vicario general del Ejercito y la Armada.
Otras cuatro de don José María de Cos, arzobispo-obispo de Madrid Alcalá.
LOS CAMPOS.
Escudo de “Los Campos” procedente del cortijo de las dos Torres y conservado en la casa de don Carlos Díaz Godoy, en la Calle Huelva de Almería.
Presenta el campo partido:
I-cuartelado -1º y 4º un árbol y al pie un lobo pasante. 2º y 3º tres palos.
II- león rampante.
D. Bernardo de Campos Arredondo y su hijo D. Bernardo Campos Rambaud, ocuparon cargos de Síndicos o Regidores en el Ayuntamiento almeriense entre 1.835 y 1.849.
Durante el periodo desamortizador el edificio del convento de San Francisco fue adquirido por Bernardo de Campos Arredondo.
Los Campos en la política almeriense.
Día 1 de enero de 1.821.
Alcalde 1º: D. Bernardo de Campos Arredondo.
Concejales:
Jose María Älvarez Campana, Joaquín J. Martinez, Pedro José Fernandez de Beloy, Miguel Antón, Rafael Mª Sebastián, José Rincón Antigas, Juan Berbel, Francisco Perez, Vicente Martinez Carvajal, Pedro Sánchez Morales, Ramón Algarra y José Puche.
Día 1 de octubre de 1.833.
Regidores:
Bernardo de Campos Arredondo, Ramón Gutierrez, Manuel J. Gómez Fernández, José Jover y Giral, Salvador García, Juan Campos, Joaquín Ximenez Navarrete, Leonardo Ortuño, Eusebio del Olmo y Jerónimo Cañizares.
Día 6 de abril de 1.838.
Alcalde 1º: José del Olmo.
Alcalde 2º: José de Vilches.
Alcalde 3º : José Leal de Ibarra.
Síndico: Bernardo de Campos Arredondo.
Día 11 de abril de 1.843:
Alcalde 1º: Bernardo de Campos Arredondo.
Alcalde 2º: Rafael de Medina.
Día 1 de enero de 1.846.
Alcalde: José Puche y Perceval.
Teniente de alcalde 1º: Miguel Gómez Puche.
Teniente de alcalde 2º: Bernabé Morcillo.
Teniente de alcalde 3º: Bernardo de Campos Rambaud, que pasó a Diputado Provincial el 31 de agosto de 1.847.
Día 29 de julio de 1.856.
Tras la sublevación, la Autoridad Militar destituye al Ayuntamiento y nombra en su lugar a:
Alcalde 1º: José Jover.
Alcalde 2º: José Ignacio Puche.
Alcalde 3º: Pedro Fernandez.
Regidores: José Falconi, Bernardo de Campos Rambaud, Leonardo Ortuño, Eleuterio Carrascosa, Buenaventura Camella, Julián Jiménez, José Manuel Aguilar, Cayetano Pastorfido, José de la Cruz, José de Roda, Serafín de Torres y Manuel Fernandez.
Día 1 de diciembre de 1.865
D. Bernardo de Campos Rambaud es elegido Diputado Provincial por Almería..
Elecciones
Legislatura: 1865-1866
Circunscripción: Almería
Distrito: Almería
Electores: 6961
Votantes: 5446
Votos obtenidos: 2849
Nº credencial: 325
Fecha de alta: 10/04/1866
Fecha de baja: 30/12/1866
Fecha de jura/promete: 11/04/1866
Don Bernardo Campos Rambaud fallece el día 5 de noviembre de 1.886.

                                                                                        

miércoles, 7 de agosto de 2013

LA IGLESIA DE BENAHADUX

ORIGEN
 Tras la conquista musulmana, la vega de Almería la integraban diez alquerías que, siguiendo el orden descendiente del río eran: por la ribera de levante Mondújar, Quiciliana, Rioja, Pechina y Viator; por la de poniente Huéchar, Gádor, Benahadux, Huércal y Alhadra.
 Alrededor de 1.150, el geógrafo ceutí Al-Edrisi escribió en su Geografía refiriéndose a Almería:                                                                                                                                               Y ahora tornemos a la descripción de Medina Almería, y decimos, que el camino de Medina para Garnata-Albira (Granada), quién quiera, saliendo de Almería a Medina Beghena (Pechina) seis millas, y Medina Beghena fue ciudad ilustre antes que Almería, y se mudaron los moradores de ella a Almería, y la edificaron arruinando a Beghena, y sobre la derecha de Beghena, y sobre seis millas de ella Hins-Alhama, y de Caria Beghena a Caria Bene-Abdús (Benahadux) seis millas"…
 Todas las alquerías estaban unidas entre si por el camino principal, también llamado en época morisca el camino Real, que cruzaba por medio de las poblaciones y frente al edificio más emblemático de cada una de ellas, la mezquita, posterior iglesia y el molino. La acequia madre discurría de una alquería a otra dividiéndose en ramales y brazales como una red por todas sus tierras.                                                                                                                                                                                                                                                                                              LA  MEZQUITA ÁRABE   
Según la religión musulmana, la oración colectiva debe cumplimentarse al menos una vez por semana, el viernes. Para ello, todos los fieles de todos los barrios acuden a las mezquitas, (literalmente “lugares para postrarse”).                                                          La mezquita mayor o aljama quedaba emplazada sobre el eje viario más importante, pues constituía el centro público por antonomasia. En las alquerías se situaba al pie de la población, algo al exterior para facilitar su acceso y cerca de la acequia mayor de riego, dada la vinculación que esta religión tiene con el agua. Previa a la plegaria, era obligatorio la limpieza corporal. Contiguas a los oratorios se situaban las llamadas “casas de abluciones”, con pilas de agua y letrinas. Además tendrían su pozo o algibe en el patio. Parece ser que en Benahadux, la antigua Mezquita y posterior Iglesia, estuvo ubicada cerca de la acequia principal de riego, en los terrenos que hoy ocupan la depuradora y que posteriormente, y al parecer debido a los desbordamientos del río, se trasladó a lugares más altos.
Tras la conquista de Almería por los Reyes Católicos  el 22 de diciembre de 1.488, éstos deciden repoblar sus tierras y nombran a Diego de Vargas para hacer el Repartimiento de la ciudad.
 Repartimiento de la  çibdad de Almería,  año de  1.491.
 “Don Fernando e Doña Isabel, por la graçia de Dios, Rey e Reina de Castilla, de León, de Aragón, de Seçilia, de Toledo...
…Sepades que porque la çibdad de Almería, que Nos ganamos de los moros enemigos de Nuestra Santa Fe Catolica, sea onrada e enobleçida, avemos acordado mandar poblar de vecinos… 
 El 15 de noviembre de 1.491, Los Reyes ordenan mediante dos “Cédulas” a los repartidores, que todas las posesiones de las mezquitas pasen a las iglesias para su reparo y puesta en funcionamiento.
"La presentaçión de Sus Altezas quel provisor presentó en el XV de noviembre de XCI años".
"En quinze días del mes de noviembre de noventa e un años presentó el provisor Diego Pérez de Pedrosa, provisor deste obispado de Almería, ante Diego de Vargas, repartidor desta dicha çibdad por Sus Altezas, dos çédulas del Rey e de la Reyna, Nuestros Señores, firmadas de sus nombres e refrendadas de Juan de la Parra e de Fernando Alvarez, fechas en esta guisa.
El Rey y la Reina:
Repartidores de las casas e tierras e qualesquier posesión de las çibdades y villas e logares y castillos del reino de Granada, porque Nos queremos que las iglesias sean primeramente dotadas para sus fábricas y reparos. Por ende Nos vos mandamos que dedes e asinedes a las dichas iglesias, todas las posesiones e rentas que hallarades que tenían siendo mezquitas, o otras que les valgan e renten tanto  como aquellas, las quales queremos que tengan las dichas iglesias hasta que acordemos la dote que han de tener para sus reparos e fábricas según dicho es. Fecha en la Real de la vega de Granada, a veinte e ocho días del mes de julio de mill e quatroçientos e noventa e un años. Yo el Rey. Yo la Reina. Por mandado del Rey y de la Reina, Fernando Alvarez".
ERECCIÓN DE LA CATEDRAL Y PARROQUIAS
El 21 de Mayo de 1492 se erige la Catedral de esta ciudad de Almería. La “erección” está hecha en la Alhambra de Ganada y en ella se va a especificar el organigrama en sus vertientes jerárquica, funcional y administrativa de la Diócesis almeriense.
Así, sentadas las bases jurídicas, corresponde a los Reyes, pues, la facultad de erigir y dotar convenientemente las iglesias en aquellos lugares que los Privilegios papales les permiten y, como es lógico suponer, en el Documento de Erección de la Catedral de Almería el segundo aspecto que nos aparece es el “Requerimiento Real” que se hace a Don. Pedro de Mendoza para erigir y dotar:
«en la Iglesia Catedral de la Beatísima Virgen María, con el título de la Encarnación, de la ciudad de Almería del Reino de Granada, y también en las otras iglesias de la misma ciudad y de toda su diócesis/…/en el número y forma que nos pareciere conveniente, los oficios y beneficios que pudieran convenir»[al culto divino].
Desde el momento de la erección, las parroquias funcionan según las necesidades de los cristianos viejos existentes en las distintas poblaciones, ad libitum, pero bajo una sucinta ordenación territorial no expresada ni pormenorizada que las adscriba jurídicamente a uno u otro obispado.
LA IGLESIA DE BENAHADUX
El 26 de mayo de 1505, sucede la primera “erección” de parroquias para la restaurada Diócesis almeriense tras la reconquista. La erección” la lleva a cabo el Arzobispo de Sevilla fray Diego de Deza y el total de estas parroquias se eleva a 42, servidas por un total de 67 Beneficios simples y 45 Sacristanías. De estas parroquias, 20 serían de”jurisdicción realenga“, es decir, directamente sometidas al patronazgo de los Reyes, y las 22 restantes de “señorío”, bajo el control y tutela de distintos nobles a los que se les concedieron mercedes y privilegios por razón de su participación en la Reconquista del Reino Nazarita.
El número de fábricas no se menciona en el documento porque se destinan a tal uso las antiguas mezquitas de las distintas localidades.
La parroquia de Benahadux es una de las 20 bajo la jurisdicción realenga, y contaba con 2 beneficios y 2 sacristías de los anejos de Pechina y Alhamilla. Se erige con el título de “Santa María de la Cabeza y Patronato de San José”.
El 25 de agosto de 1.752, en el interrogatorio para las “Respuestas Generales” del Catastro de Ensenada, en la pregunta 38 responden que: "en este Lugar no hay sacerdote alguno, porque el Cura y Beneficiado que asiste en la Iglesia de este Lugar son los de las Iglesias del Lugar de Pechina, donde es Anejo, y sí un Clérigo de Menores  que lo es don Luis de Rueda hijo de don Juan de Rueda".
  En este Catastro de 1.752 aparece como cura de Pechina a cargo del lugar don Manuel Berenguer. Otros vecinos que aparecen en el Catastro de 1.752 son:                    El Concejo Municipal formado por:  Alcalde, Rafael García. Regidores, Rafael Hernández y José García. Fiel de Hechos, Baltasar Escámez. Concejo, Justicia y Regimiento, Roque Hernandez.                                                                                                        Oficios: Arriero, Roque de Escamez. Estanquero, José Rodriguez. Barbero, Juan de Benavides.                                                                                                                                                Otros vecinos:  Juan de Rueda de 40 años, Cristobal Berenguel de 36 años, Bernardo Ruiz de 36 años, Luis de Oliver, Andrés García, Pedro Díaz,                                                                                                                                                                                           
EL PROYECTO DE EDIFICIO NUEVO DE LA IGLESIA.
En un informe sobre la parroquia de Benahadux de 1768 se indica:"Iglesia de Venahaduz, anexo de Pechina, sin Sacramentos. Este lugar, también arrabal de Almería, tendrá ochenta vecinos. Su Iglesia pertenece a la Masa Común".
En 1.770, el Concejo de Benahadux compuesto por: Juan Beltrán Pardo como Alcalde, Luis Rodriguez y Juan Beltrán Regidores, Cristóbal Berenguel y Gerónimo de la Cruz Diputados y Carlos Tarifa como Síndico Personero, se dirige al Obispo de Almería haciéndole ver el estado en que se encuentra la vieja iglesia y la necesidad imperiosa de construir un nuevo edificio:

"Es un dolor, pena, congoja y sentimiento de siquiera ocurrir o tocar la campana (semejanza, lengua del cielo) de la casa Iglesia y Templo de Dios para el alivio de tantas criaturas, y por hallarse fuera del poblado dicha Iglesia, inundada de la invasión de avenidas de las ramblas que la circundan, en el presente año nos hemos quedado con el desconsuelo de no poder oír la Palabra de Dios y además la indecencia e indignidad del sitio donde se halla hoy la Iglesia, pues es un bosque donde se crían culebras, ratas, salamanquesas y otros animales dañosos y ponsoñosos, como al presente se está experimentando en el manto, velo corona y toalla de María Santísima, Nuestra Patrona Titular de la Cabeza, roida de dichas sabandijas que es una compasión".

El Concejo considera el lugar indicado para su construcción el barrio viejo donde habitan unos 50 vecinos y: "Se puede plantificar una iglesia, aunque sea reducida, pues el sitio que se puede hacer no tendrá costo los cimientos por ser peña el superficie, y que desde luego nos obligamos y ofrecemos este común, que se compone de cien vecinos pobres labradores, medieros, jornaleros, esparteros, arrieros y caleros, para su plantificación cuatrocientas peonadas a satisfacción de S.S.I., pues con los materiales de la iglesia vieja casi se puede ejecutar la nueva, aunque no sea de la latitud y longitud de la referida". Dos arquitectos, Francisco Ruiz Garrido y Ventura Rodriguez (diseñador entre otras obras de la Capilla del Palacio Real de Madrid o la famosa Fuente de la Cibeles, tambien en Madrid), presentan informes sobre el coste de las obras: Francisco Ruiz Garrido señaló que esta obra, incluyendo portada y ángulos de cantería, se elevaba a 283.000 reales. Ventura Rodríguez propuso para Benahadux una iglesia tasada en 235.000 reales.La contestación del interventor Real don Benito Ramón Hermida, fechada en Granada el 7 de marzo de 1.786, señaló que como había pasado tanto tiempo desde que en 1.772 se solicitó la construcción de la nueva iglesia de Benahadux: "Fue preciso e imprescindible ejecutar en ella varias obras y reparos en virtud de lo cual quedó usual y capaz de servir algunos años".                                                  En 1.782 se indica que Benahadux, ya como parroquia, tenía 109 vecinos y 361 personas.
INFORME DE DON FRANCISCO RUIZ GARRIDO  SOBRE LA OBRA DE LA IGLESIA DE BENAHADUX                                                                                                          
A.H.N. Consejos: Leg. 15.541, d. 3. ff. 1v-3.
A.H.N. Consejos: Leg. 15.542, d. 1. ff. 2v-5.1.772-1-18.
Almería. “Francisco Ruiz Garrido, Arquitecto civil y Militar, vecino de la ciudad de Vera, puesto a los pies de V.S.I. dice que en seguida al Decreto de V.S.I. del quince julio del año próximo pasado de mil setecientos setenta y uno ha reconocido el plano o terreno para la Nueva Iglesia de Venahadux y habiendo registrado exactamente todos sus barrios, casas, cortijos de la vega y vecindad no halló otro que acomodase a la Casa de Dios que el Barrio Viejo, cuya planicia está situada al Oriente y contigua a haciendas de don Gil de Cardona y por los demás costados el lugar.Atendiendo a su vecindad y aumento de Almas que puede haber en el venidero, medido dicho terreno por su lato y longo, le di de longitud treinta y seis varas castellanas y por su latitud por la parte interior veinte y siete pies, de los tres que consta dicha vara, formándole en su cabecera un crucero y el ángulo de Occidente, a línea recta del frontis de la puerta principal, una torre y en el respaldo del presbiterio un cuadrilongo, formando en este Sacristía y en su lado opuesto pila de4 bautismo y en lo demás cuarto de trastos, archivo, osario, oficina común, quedando con esta distribución este templo capaz, aunque haya aumento de Almas en lo venidero, para que los fieles oigan los Divinos Oficios con toda comodidad, pues hoy se carece de este grande beneficio por hallarse la que hoy existe subterrania en la Vega, ruinosa de las aguas llovedizas y hallarse su vecindario distante de este sitio. La construcción de este Templo será arreglándose a las reglas de Ignografía horizontal, que ésta prescribe el terreno y la Ortografía vertical, el perfil.Lo primero se delineará abriendo sus zanjas la tercera parte de la anchura de la nave hasta encontrar terreno virgen, las que se llenarán con hiladas de mayor y menor, rebatiendo con pisones hasta enrasar con la superficie del terreno. Y en la segunda delineación se moverán los gruesos de estos muros en esta forma, cabecero, colaterales y toda circunvalación de cuatro pierde espesor y los de los estribos de cinco, formándole el apilastrado con basa, capitel, friso y cornisa y sobre ésta los arcos de la nave principal, como los cuatro torales, los que se construirán al fitrel para que sus hiladas guarden su centro, las pechinas de sus cuatro ángulos encalabernadas en dichos arcos hasta enrasar con su cumbre, donde se formará un golpe de arquitectura más delicado que el cuerpo de la Nave y cuerpo de luces, media naranja ejecutada de ladrillo y mezcla fina, dejando sus ochavas con pirámide, veleta y cruz, en los pies de este templo, de pilastra a pilastra, se formará un arco carpanel rasante, a su perante, un coro con bóveda tabicada doble, encarrionando sus extremos hasta dejar su piso a nivel, cuya comunicación será por la torre, cuya construcción de dicha será de cinco pies de grueso, sus muros y su elevación repartidos en tres cuerpos, el inferior para el uso del Coro y el superior para el manejo de campanas.La proporción de este Templo será superbi y el cuerpo de Arquitectura Dórico, por ser este el que acomoda a las Casas de Oración, formando Altar Mayor y demás capillas que por el plano se dejará conocer, losando todo su pavimento con baldosa del país, distribuyendo los sepulcros por toda su planicia. Todas las bóvedas se construirán tabicadas al redoble, encarrionándolas en línea oblicua para el verter de las aguas, tejándolas como se previene por las reglas del Arte y cornisa que la adorne.La puerta principal, como su portada y ángulos externos, se ejecutará de piedra de cantería por hallarse en sus inmediaciones las oficinas de este edificio, sacristía, capilla de bautismo, cuarto de trastos y demás que llevo dicho se construirán dándole elevación de grueso a los muros, lo que se conocerá por el plano y perfil.Y registrando todas las situaciones donde se hallaban los materiales para esta construcción, cal, yeso, ladrillo, piedra cantería y basta, arena, agua, yerro que se necesita para las rejas de comunicación de luces, sacristía, maderas para andamiadas, y cerchones, como también peones, oficiales maniobreros, maestro que la dirija, asciende a la cantidad, según mi entender de doscientos ochenta y tres mil reales de vellón.”  
INFORME DE DON VENTURA RODRIGUEZ SOBRE LA OBRA DE LA IGLESIA DE BENAHADUX                                                                                                                               
A.H.N. Consejos: Leg. 15.542, d. I. ff. 15v-19v.  
1.783-6-7. Madrid.
“El diseño o traza que incluye del Maestro Francisco Ruiz Garrido es de una Arquitectura mal formada y corrompida,  además de estar mal entendido y falto de demostración el diseño, por lo que ha sido preciso formar el adjunto, arreglado en sus medidas a la necesidad del pueblo y ceñido al menos coste posible, cuya obra debe de colocarse en el sitio del  Barrio Viejo que informa el expresado Maestro, acomodando a él la planta de suerte que la fachada principal se presente a las avenidas del pueblo y delineándola con arreglo al diseño, dando de aumento a los cimientos un pie por la parte exterior y medio al interior para que sirva de zarpa a las paredes, según la cual delineación se profundarán las zanjas para los cimientos seis pies bajo la superficie del terreno nivelado, esto es en el caso de encontrarse firme, que cuando no se profundizará hasta hallarle   y estas zanjas se macizarán a tongadas de mampostería de piedra sólida y buena mezcla de cal y arena golpe de martillo y  pisón: y enrasada que sea un pie más bajo de la superficie, se sentará el replanteo de las paredes su losa de elección, y sobre ella se delinearán los vivos de las paredes, según la planta, teniendo presente las projecturas del basamento, que ha de ser de piedra labrada en la forma que muestra el diseño en la ortografía de elevación: ésta en las dichas paredes será de fábrica de cal y ladrillo con cajones de mampostería, todo bien trabajado, unido y conligado según Arte, dando a la obra forma que demuestra el Diseño, que va dispuesto para hacerse todo de bóveda, respecto de ser en el paraje costosa la madera, y para excusa la de las cimbras se harán dichas bóvedas tabicadas, dejando el trasdós con el declive del frontispicio para sentar la teja, debiéndose hacer la portada, fajas de ventanas y coronas de las cornisas de la expresada piedra labrada por haberla a la mano con conveniencia y aún en el Altar único que muestra el diseño se deberá hacer de esta materia, como así mismo las gradas del presbiterio, escalera y remate de la torre, dejando todo el interior guarnecido de cal y yeso, lo que de estos dos materiales sea más barato, debiendo quedar todo el exterior  sin revoco alguno, descubierta la fábrica y recortado el material de que es en realidad, el solado de todo el interior será de losas de piedra, no permitiendo se hagan sepulturas bajo el pavimento por lo nocivo que es a la salud publica ese uso, para el cual se buscará cerca de la iglesia, si pudiere ser sin causar grave gasto, un paraje para Campo Santo o cimenterio, donde igualmente que en la iglesia se pueda dar sepultura honrosa a los difuntos, cercándole con su pared y distinguiéndole con una Cruz o Crucifixo en su Capilla.La Cruz, su árbol y veleta con que se remata la torre será de hierro y la bola de cobre. Los tejados de la mejor calidad de teja en su barro, forma y cochura. La puerta principal y las interiores del género ordinario y fuerte con sus correspondientes herrajes y las vidrieras de las ventanas con sus redes también del género común y ordinario y sus armaduras y cercos de hierro, en cuya conformidad tendrá de costa toda la expresada obra doscientos treinta y cinco mil rs. vn. poco más o menos en que no ese incluye el cimenterio, porque si se hace contiguo a la iglesia en terreno libre tendrá menos coste que habiéndose de hacer en otra parte.Y todo lo expresado se entiende y ejecutándose en debida forma, con arreglo al Diseño y con buenos materiales, poniéndose al cuidado de don Juan Antonio Munar, que está construyendo la Iglesia de Olula del Río, no lejos de Benahadux.”                                                                                                                               
(.-Antonio Gil Albarracín)
ACTAS DE LA PARROQUIA DE BENAHADUX.
HONRAS DE CARLOS III. 19 de enero de 1.789. “En el lugar de Benahaduz en diez y nueve días del mes de enero de mil setecientos ochenta y nueve años, yó, don Manuel Andreu, cura própio de la parroquia del dicho lugar, a consecuencia de una carta orden del Ilustrísimo Señor don Anselmo Rodriguez, dignísimo Obispo de esta diócesis, del Consejo de S.M. en que notificaba la muerte de Nuestro Rey el Señor Don Carlos Tercero (que de Dios goce), y así mismo mandaba se le hiciesen las honras correspondientes a las rúbricas del Ritual Romano con la mayor pompa que permite esta parróquia, para cuya función franquearon las Hermandades toda la cera que tenían y que se pudo gastar a excepción de las del Altar y manos que se franquearon por mí el expresado cura y por el sacristán , únicos ministros de referida parróquia, y asistieron a dicha función el Alcalde, Regidor y demás individuos de la Real Justicia y otras gentes del pueblo”. Doy fé... D. Manuel Andreu.
En marzo de 1.792 el estado de la iglesia era tan ruinoso que hubo que habilitar una casa del pueblo, previa bendición, para ejercer las funciones parroquiales como lo relata D. Manuel Andreu, cura propio de este lugar en el libro de actas:
Nota 1. “En el lugar de Benahaduz en onze días del mes de Marzo de Mil Setecientos Noventa y Dos, Yo Don Manuel Andreu Cura propio del dicho lugar con licencia del Ilustrísimo Sr. Don Fray Anselmo Rodriguez mi Sr. Obispo de esta diócesis que se sirvió dar por su decreto del nueve del dicho mes, y con asistencia del Licenciado Don Pedro Antonio Palomera, cura propio de Pechina, y otros sugetos, bendije según previene el Ritual Romano, una Casa con la advocación de Nuestra Señora de la Caveza para poder celebrar en ella el Santo Sacrificio de la Misa, y exercer las demás funciones Parroquiales, mediante al haver principiado a arruinarse la Iglesia Parroquial, y concluida la bendición se puso el referido cura de Pechina la Capa Pluvial y pasamos procesionálmente a la referida Iglesia de donde se extrajeron los Santos Sacramentos e Imágenes y se condujeron al pueblo y despues de haber dado buelta la procesión, con la solemnidad y decencia que fue posible por las calles que se acostumbra se entró en la casa nuebamente bendita, en donde se colocaron, y se celebró en ella la primera Misa Cantada, por dicho Cura de Pechina, cuya función se solemnizó con una oración (Pa..ca) que pronunció el R.P. Fray Luis Sabroso Elondeu de San Francisco y Prdon. Primero en su Convento de Almería y para que conste lo anoto y firmo”. Don Manuel Andreu.
En abril de 1.798, Benahadux cuenta con un nuevo edificio parroquial, y el día 9 es visitado por el Sr. D. D. Lorenzo Nueve Iglesias, canónigo let. de la Sta. Iglesia Catedral de Almería, Chantre electo de ella, gobernador de otra ciudad y su obispado y visitador para la Vicaría mayor por el Ilmo. Sr. Deán y Cabildo sede episcopado actual.
Acta de la parroquia del lugar de Benahaduz. (9 de abril de 1.798.)
“En el lugar de Benahaduz, a nueve días del mes de abril de mil setecientos noventa y ocho, el Sr. D. D. Lorenzo Nueve Iglesias, canónigo let. De la Sta. Iglesia Catedral de Almería, Chantre electo de ella, gobernador de otra ciudad y su obispado y visitador para la Vicaría mayor por el Ilmo. Sr. Deán y Cabildo sede episcopado actual, exvalío de este lugar de Pechina, en la mañana de este día, acompañado del párroco D. Indalecio Palenzuela, sacristán de esta parróquia de Pechina, del cura Rector propio de la parroquia de Benahaduz d. Manuel Andreu, del alcalde justicia y (ejunato) y otras vecinas personas de aquel pueblo y de mí el presidente secretario y a las inmediaciones había otras varias personas, las que cumplimentaron a SªSª. a su llegada, y llegando a las inmediaciones del pueblo, lo recibió con repique de campanas. Inmediatamente se dirigió SªSª. a la iglesia con el mismo acompañamiento y a su entrada tomó agua bendita y, bajo de palio entonando el Tedeum Gaudamus, se dirigió a las gradas del Altar Mayor, y reza oración al Ssmo. Sacramento. Ocupó el asiento que para este efecto se le tenía preparado al lado del Evangelio.
ERMITA GODOY (Las Torres)
ERMITA DE ARAOZ
Inmediatamente salió el cura rector de la misma parroquia d. Manuel Andreu y dijo la misa rezada, y en el ofertorio de ella, por mí el presidente secretario, desde el púlpito, se leyó el Edicto de Pecados Públicos. Concluida la misa se revistió SªSª de las vestiduras sagradas y de capa Plubial blanca, pasó al Altar Mayor y en el Sagrario se encontró la Custodia con su Majestad Sacramentado, con la cual echó las bendiciones al pueblo. Después pasó al otro Sagrario donde se encontró un Copón grande de pie con formas componentes para dar la Comunión a los fieles y otra casita que sirve para los enfermos. Ambos Sagrarios decentemente adornados, pero a ambos les faltaba sus aras, por lo que en el mismo acto SªSª le mandó al dicho cura las pidiese para colocarlas á reglado a rúbricas. Inmediatamente pasó a la Pila Bautismal donde se encontraron las Änforas del Sto. Chrisma y óleos, todo con la decencia correspondiente, y á reglado a rúbricas. Concluido este acto, se revistió de Capa Plubial negra y se hizo la procesión con los tres responsos en conmemoración de los fieles difuntos, todo lo cual concluido, pasó a la sacristía donde se desnudó de las Vestiduras Sagradas e “in continenti” hizo la revisión de todas sus ropas y alhajas, las que se encontraron con aseo y limpieza y completo su inventario, pero se advirtieron algunas faltas según dadas por la relación del cura propio de aquella parroquia y visto bueno de SªSª. para que acuda al Sr Juez Real protector de fábricas, para que se le den las correspondientes alhajas que faltan. En el mismo acto se revisaron todos los altares, los que se encontraron con aseo y limpieza, según manda rúbricas. Se le mandó por SªSª al otro cura propio remita todos los libros Parroquiales y de Cofradías para su revisión al lugar de Pechina, donde tiene su residencia fija. Concluidas todas estas cosas y con el mismo acompañamiento pasó SªSª a hacer la visita de la ermita del Marchal de Araóz, la que se encontró en cuanto el edificio material de ella en el cual estado de servicio, pero no se encontraron alhajas algunas de servicios, por lo que SªSª. mandó se tenga presente para proveer lo conducente al aseo y adorno de esta ermita, en presencia de su fundación. Concluidas todas estas cosas, con el mismo acompañamiento se restituyó a este lugar de Pechina, donde tiene su residencia”. De todo ello doy fé: Ilmo. Sr. Lorenzo Nueve Iglesias.
En abril de 1.798, el obispado de Almería insta al cura de la parroquia de Benahadux Don Manuel Andreu, a que amojone las lindes de los desanches de la iglesia vieja.
Nota 2. “Aviendose quejado posteriormente al cura propio actual de esta Parroquia D. Manuel Andreu los vecinos, a causa de tener sus casas o cortijos en medio de la vega si se verifica el fallecimiento de alguno le hacen ir por medio de los vancales con la Cruz y demás Ministerios de la Parroquia con grave perjuicio así de su persona como de los demás Ministros como se ha verificado en varias veces soltándose algunas vacas de los vancales, y siendo un acato tan devoto se ha vuelto en el mismo acto irrisorio. Mandó Sª.Sª. a otro cura que si se verificase el fallecimiento de alguno de éstos reciba con la Cruz y demás ministros de la Parroquia al cuerpo en las primeras casas del vecindario. Así mismo, sabiendo S:ªS:ª el que en los desanches de la Iglesia Vieja se han comprometido algunos labradores a labrarlos y hacerlos suyos propios. La comisión en toda forma al cura actual para que con justificación que haga deslinde y amojone este territorio. Y por éste que SªSª. proveyó así lo mando y firmo”: Lorenzo Nueve Iglesias.Ante mí: Don Matheo de Gálvez.
En 1.846, Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar describe así al lugar de Benahadux:
ERMITA DE LA SANTA CRUZ
ERMITA DE SAN MIGUEL
BENAHADUX 1919
BENAHADUX: ..."Lugar con ayuntamiento en la provincia, diócesis, administración de rentas y partido judicial de Almería. A 1 legua y media de la capital. Audiencia Territorial y Capitanía General de Granada. A 22,2 leguas"...     ...Situado en la ribera Oeste  del río de Alme­ría... Hay 2 plazas, la de la Constitución que forma un paralelogramo rectangular de 3,000 varas superficiales, y la de la Iglesia, cuadrada con 2,000"...                                                        Una escuela de primeras letras dotada con 1,100 reales anuales, á la cual concurren 30 niños. Dos ermitas, una en la población arruinada, y la de San Miguel en la vega, de pro­piedad del Señor vizconde de Almansa, en esta solo se dice misa con jubileo el 29 de septiembre de cada año.  La iglesia  parroquial bajo la advocación de la Virgen de la Cabeza, es un edificio sólido y bastante capaz, y está servida por un cura propio de nombramiento del ordinario y un sacristán; unido á esta se halla el cementerio, que, aunque de pequeñas dimensiones, no perjudica la salubridad"... 



LOS CURAS DE LOS PRIMEROS CIEN AÑOS DE LA PARROQUIA DE BENAHADUX
El día 1 de agosto de 1.783, don Joaquín de Góngora y Rueda fue nombrado primer cura propio de esta parroquia, dejando de depender de la parroquia de Pechina. En 1.787 fue sustituido por enfermedad por don Indalecio Marín.D: Fernando Palenzuela de 1.787 a 1.788 D. Manuel Andreu de 1.788 a 1.822 D. Francisco Paviez de la Parra de 1.822 a 1.824 D. Andrés Vicente de las Bermejas y Amate de 1.824 a 1.825 D. Pedro González de 1.825 a 1. 826 D. Francisco Lavien Utrera de 1.826 a 1.826 D. Ramón Pujol de 1.826 a 1.832 D. Amador Molina de 1.832 a 1.833 D. Francisco Lavien Utrera de 1.833 a 1.833 D. Jose Antonio Yniesta Díaz López y Fernandez de 1.833 a 1.833 D. Miguel Magaña y Pudeno de 1.833 a 1.836 D. Jose Antonio Yniesta Díaz López y Fernandez de 1.836 a 1.867 D. Esteban López Martinez de 1.867 a 1.875 D. Antonio Nieto Robles de 1.875 a 1.878 D. Francisco González de 1.878 a 1.878